ORIGINAL

El sabor que inspiró el proyecto SLUG. ¡Esta kombucha te da ganas de celebrar! Una fermentación de varias flores que deja en boca tonos mielosos y tropicales.

1_6.JPG
1_7.JPG

JENGIBRE

 El caballito de batalla. Un energizante, con notas cítricas y levemente picante. Jengibre es esa lata que llevas a todos lados.

FRAMBUESA

La reina del verano. Con un pinch de hibiscus para ayudar bajar temperaturas esta kombucha es una opción refrescante y jugosa.

1_8.JPG
1_9.JPG

FLORES DE SAUCO

La kombucha de la Patagonia. Floral, sedosa y con onda a un burbujeante- ¡sin el alcohol!