top of page

La sustentabilidad en un contexto insostenible

Actualizado: 4 mar


“Satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la habilidad de las futuras generaciones de satisfacer sus necesidades propias”. Establecida por las Naciones Unidas hace 36 años, la definición de sustentabilidad engloba desafíos que son muy diversos.


Aunque el objetivo es el mismo –poner el foco en las preocupaciones ambientales junto con el desarrollo económico–, no todos los países pueden hacer frente a la problemática. ¿Cómo se construye sustentabilidad en los países en desarrollo?


Asimetrías y cuentas pendientes


Los Objetivos de Desarrollo Sostenible buscan mejorar las vidas de las poblaciones alrededor del mundo y mitigar los peligrosos efectos originados por el hombre relacionados con el cambio climático. Ese modelo basado en la igualdad, la inclusión social y laboral, la erradicación de la pobreza, la sostenibilidad ambiental y el crecimiento económico supone mayores obstáculos para aquellos países en vías de desarrollo, como los de América Latina.


“Establecer una lista de prioridades de desarrollo para la región en su conjunto resulta difícil por al menos dos motivos. Por un lado, se trata de países con un número amplio de problemas y, por tanto, con una lista potencial de objetivos muy amplia. Por otro lado, estamos hablando de sociedades con niveles de desarrollo muy distintos”, indica Diego Sánchez-Ancochea, jefe del Departamento de Desarrollo Internacional de la Universidad de Oxford.


Además de subrayar que la región es una de las más desiguales del mundo, entre los principales obstáculos para un desarrollo sostenible en América Latina, Sánchez-Ancochea identifica: la desigualdad, la transformación productiva, la protección del medio ambiente, la violencia y la seguridad.


Durante 2021, aproximadamente el 32,1% de la población en América Latina vivía en situación de pobreza o pobreza extrema. Y un 38,8% tenía ingresos medios.

Fuente: Statista


En la misma línea, desde Naciones Unidas han señalado 8 frenos a la sustentabilidad:


  • La persistencia de la pobreza

  • Las desigualdades estructurales y la cultura del privilegio

  • Las brechas en educación, salud y de acceso a servicios básicos

  • La falta de trabajo y la incertidumbre del mercado laboral

  • Acceso parcial y desigual a la protección social

  • La institucionalización de política social aún en construcción

  • Una inversión social insuficiente

  • Obstáculos emergentes (violencia, desastres naturales, migraciones, cambios tecnológicos)


Asimismo, desde el Circle of Sustainable Europe (CoSE) plantean otra arista de la problemática. “Uno de los principales desafíos que enfrentan las diferentes comunidades al adoptar el desarrollo sostenible es la confusión en el diseño de métricas. Algunos términos como sostenibilidad y eficiencia deben definirse y explicarse claramente para poder establecer objetivos alcanzables y mensurables que puedan ser monitoreados. La mayoría de los países en desarrollo padecen una baja capacidad estadística y no pueden responder a la creciente demanda de datos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”, afirman.


Agregan que otro de los retos que enfrentan muchos países en desarrollo cuando intentan implementar el desarrollo sostenible es la ausencia de infraestructura confiable e incluso la falta de políticas que tengan que ver con infraestructura: “Estas barreras están restringiendo la mejora de la calidad de vida de las comunidades y creando un círculo vicioso de desarrollo económico deficiente, lo que provoca un bajo acceso a servicios energéticos confiables”.



“Mientras Estados Unidos y Europa destinan billones de dólares y euros a paquetes fiscales para la recuperación que alcanzan a cerca del 18% del PIB, los planes fiscales anunciados en América Latina y el Caribe solo han llegado a 4,3% del PIB (enero-junio de 2021). En tanto, nuestra región solo emite el 8,3% de los gases efecto invernadero”.

Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe



Y aunque la post-pandemia acrecentó muchos de esos desafíos, algunos expertos también subrayan que los países en desarrollo dedican proporcionalmente más esfuerzo de investigación a la sostenibilidad que los países más ricos.


“América Latina al menos duplicó su producción en temas como la ecología de materiales de construcción y nuevas tecnologías para protegerse de peligros relacionados con el clima. Los países de ingresos medianos y bajos cuadruplicaron su producción de investigación sobre el tratamiento, el reciclaje y la reutilización de aguas residuales, con lo que

elevaron su participación global de 7,7% en 2011 a 14,6% en 2019”, afirman Susan Schneegans y Tiffany Straza en el UNESCO Science Report 2021.


Con el 2030 pisándonos los talones, la sustentabilidad se vuelve cada vez más urgente. Quizás el mayor desafío para los países en desarrollo sea el equilibrio entre la capacidad científico-tecnológica, las políticas equitativas y los cambios estructurales.


Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page