top of page

5 Beneficios de la kombucha en tu alimentación diaria

Actualizado: 4 mar


Junto con otras bebidas funcionales, la kombucha suma adeptos a medida que las personas alinean sus necesidades con su identidad, su lugar de pertenencia y sus deseos. Sabemos que la tendencia se explica en buena medida con algunas enseñanzas que nos dejó la pandemia, como la importancia de la producción local de alimentos y el lugar prioritario que ha pasado a tener nuestra salud y nuestro estilo de vida.


Una mayor consciencia


De acuerdo con un reciente estudio de Mordor Intelligence, el tamaño del mercado del té de kombucha crecería de USD 2.71 mil millones en 2023 a USD 4.26 mil millones para 2028, a una tasa compuesta anual de 9.48%. El consumo de esa bebida se populariza en todo el mundo gracias a sus propiedades benéficas.


“El aumento de la conciencia de la salud entre los consumidores y la preferencia por una hidratación saludable es un factor crucial que impulsa el mercado. Los consumidores son cada vez más conscientes de las implicaciones para la salud asociadas con las categorías de refrescos. Por lo tanto, los bebedores preocupados están cambiando hacia bebidas saludables como kombucha y otras bebidas funcionales”, aseguran los responsables del informe Global Kombucha Tea Market Analysis & Revenue.



El consumo mundial de azúcar ascendió a unos 176 millones de toneladas métricas en 2022/23 y se prevé que aumente a unos 180,05 millones de toneladas métricas en 2023/2024.

Fuente: Statista



¿Cuáles son los 5 principales beneficios de tomar kombucha?


Ayuda a lidiar con el estrés y la ansiedad:

Derivados del té, la kombucha posee adaptógenos, sustancias naturales con la capacidad de ayudar al cuerpo a restablecer el equilibrio y adaptarse al estrés. Entre las plantas adaptógenas más comunes están el jengibre, la cúrcuma, la maca, el romero y la manzanilla. Los adaptógenos también están presentes en algunos hongos. Además de permitir que nuestro cuerpo responda y se adapte mejor a las condiciones del ambiente, estas sustancias mejoran nuestro rendimiento físico e intelectual.


Robustece el sistema inmune:

Esta bebida que aporta probióticos y antioxidantes mejora la función inmune al estimular al cuerpo a producir sustancias antiinflamatorias. La kombucha también aporta vitamina B, que es clave para mantener el sistema inmunológico funcionando. Asimismo, el té fermentado tiene un alto contenido de ácidos acético, glucurónico y sacárico, que pueden ser antimicrobianos. Y los polifenoles pueden ayudar a regular el sistema inmunológico además de reducir la inflamación.


Mejora la digestión:

Como en otros alimentos fermentados, las bacterias presentes en la kombucha actúan principalmente en el aparato digestivo, donde pueden afectar el microbioma intestinal. Ese microbioma está formado por muchos microorganismos (en su mayor parte bacterias) que viven principalmente en el intestino grueso. Cuando una persona come o bebe suficientes probióticos, estos le ayudan a proteger el aparato digestivo de microorganismos nocivos, a mejorar la digestión y la función intestinal, así como a mejorar la absorción de nutrientes.


Aumenta la salud de la piel:

La kombucha tiene efectos positivos en el metabolismo de las células de la piel. También se ha demostrado que, gracias a los probióticos, la bebida fermentada contribuye a la inhibición de la actividad de la colagenasa y la elastasa (enzimas que disminuyen la resistencia de los capilares sanguíneos). Eso tiene un gran impacto en el aspecto saludable de la piel, ya que, por ejemplo, previene la formación de arrugas.


Cumple una función antioxidante:

Los polifenoles del té son sustancias activas y potentes antioxidantes. Además, los antioxidantes desempeñan un papel clave en la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades crónicas, neurodegenerativas y cardiovasculares. La evidencia científica sostiene que los polifenoles -incluyendo los flavonoides- presentes en la kombucha tienen efectos beneficiosos a la hora de restablecer el equilibrio entre la producción de radicales libres y los mecanismos de defensa del organismo.



Se estima que 1 de cada 10 argentinos de 18 años o más tiene diabetes y dado que, por varios años permanece sin síntomas, aproximadamente 4 de cada 10 personas que la padecen desconocen su condición.



Desintoxicar el organismo, aumentar la energía y permitir enfocarse en diversas actividades están entre los beneficios que se derivan de esas cinco cualidades principales. Asimismo, distintas investigaciones han determinado que el consumo de kombucha -al igual que otros productos fermentados- ayuda en casos de asma y bronquitis, al tiempo que reduce la presión arterial y el nivel de colesterol, y mejora la función hepática.




Comments


bottom of page